Compromiso

El conocimiento es uno de los pocos bienes que crece a medida que se comparte y se somete a la discusión abierta

http://mx.groups.yahoo.com/group/educacion-matematica/

La enseñanza de las matemáticas no tiene el monopolio ni del pensamiento racional, ni de la lógica, ni de ninguna verdad intelectual, pero es un lugar privilegiado para su desarrollo precoz

Guy Brousseau

¡No pedagogismos, sino inspiraciones de la vida. Las necesidades del pueblo son los fines de la educación

Cartel en la Escuela Normal Rural de Tacámbaro, México

Mejorar la Enseñanza de las matemáticas no es tarea de un profesor, sino de una Comunidad Educativa

CLAME


jueves, 5 de diciembre de 2013

Las Tareas para realizar fuera del aula



por Ángel Míguez

Este escrito es parte de un módulo de enseñanza de las Operaciones Aritméticas dentro del Diplomado Metodología de la Enseñanza de la Matemática para la Educación Primaria que prepara la Coordinación de la carrera Educación Matemática de la UNA.


"Siempre me encantó la educación, el aula, el estudio" Hugo Chávez F.
Ramonet, I. (2 013). Hugo Chávez. Mi primera vida. Venezuela: Vadell hermanos


Las tareas, para realizar en casa, deben formar parte de la estrategia de promover la actividad de estudiar, por tanto son un eslabón esencial en nuestra labor de enseñanza. El estudio es el eslabón entre la Enseñanza y la adquisición del Conocimiento.
La adquisición de conocimientos requiere del estudio, y su puesta en práctica, con miras a desarrollar habilidades y destrezas matemáticas, están vinculadas a la realización frecuente de tareas fuera del aula.
Lo que hace a un niño o niña estudiantes es precisamente lo que su nombre nos indica: el estudio.
La maestra debe, al comienzo del año escolar, orientar a madres y representantes sobre el papel de las tareas en la formación académica de sus hijas e hijos. Se debe precisar que esta actividad de estudio la debe realizar el estudiante de manera independiente, en un ambiente adecuado dentro del hogar y con el apoyo familiar para su realización.
El apoyo familiar debe basarse en el cariño, comprensión y ayuda para que el estudiante pueda realizar sus tareas por sus propios medios. No debe la madre o representante sustituir al estudiante y realizar la tarea, ya que esto haría perder el objetivo que es el de crear el hábito del estudio en sus hijos e hijas.
La tarea debe servir para desarrollar actividades en las que el estudiante deba leer o releer una lección del libro de texto, preparar un resumen de las nociones estudiadas en clase, realizar ejercicios o resolver problemas.
El nivel de dificultad de la tarea debe ser tal que el estudiante la pueda desarrollar haciendo uso de sus apuntes, del libro de texto o de la canaimita. Debe evitarse que las tareas requieran de actividades exageradamente largas, a lo sumo deben consumirle al estudiante un máximo de una hora.
Para ello la maestra debe considerar que los estudiantes pueden tardar tres o cuatro veces más que la maestra en realizar la tarea. Esto le permite a la maestra calcular de manera aproximada la tarea que planifique.
Las tareas deben adaptarse al grado de estudio de los niños y niñas, en los grados superiores de la educación primaria (4º, y 6º) es conveniente proponer actividades retadoras, que exijan a los estudiantes ingenio y razonamientos especiales. Por supuesto, esto se puede hacer en todos los grados, pero debemos ir creando el hábito de estudio desde el primer grado y enfrentar tareas de dificultad superior puede generar desaliento en los niños y niñas de menor edad.
Dejar tareas extraescolares que la mayoría de los alumnos sientan que no pueden realizar destruye la confianza, les hace sentirse inseguros y torpes en matemáticas, y puede inducirles a sentir aversión por la materia. Esta es la razón por la cual el maestro debe poner gran cuidado en la asignación de la tarea, asegurándose de que la ha precedido una adecuada explicación en la clase y de que el tema fue suficientemente debatido.Nankin (1 968, p. 9)
Al comienzo de la formación en Matemática de nuestros estudiantes debemos ir aumentando los niveles de dificultad en las actividades que les proponemos, eso debemos iniciarlo dentro del aula, una vez acostumbrados a enfrentar actividades que le exigen un esfuerzo superior para abordarlas podemos ir introduciéndolas en las tareas para el hogar.
Las tareas deben promover las actividades de variada representación, de cálculo y de manipulación. Deben promover actividades de desarrollo exclusivo de las niñas y niños con una participación escasa o nula de sus padres.
Recuerda que la tarea es para apoyar el proceso de conocer y dominar la matemática por parte del estudiante, no queremos asignar tareas que se convierten en actividades familiares donde el protagonismo lo tienen los padres y exige la adquisición de materiales costosos que distraen el objetivo matemático de la actividad.
Revisión de la Tarea
Las actividades fuera del aula, como las tareas, no beneficiara en nada a los estudiantes si no se realizan en un tiempo determinado y se entregan con puntualidad.
De igual manera, pierde sentido la tarea si el estudiante no tiene la oportunidad de verificar que la labor realizada está dentro de lo esperado, el estudiante debe saber si lo que hizo esta bien o si debe corregirlo.
La maestra debe revisar que los estudiantes hayan realizado la misma, en su cuaderno, en el caso de resúmenes de las lecturas, realización de ejercicios o problemas; o que presenten el objeto que se les pidió construir, en el caso de objetos manipulables.
Cuando un estudiante no realiza la tarea, la maestra debe solicitar una explicación y con base en ella dar una oportunidad para que sea entregada el próximo día.
Debe darse un tiempo para enmendar errores de la tarea, por lo que esta actividad deja de tener un significado formal para convertirse en una herramienta para su formación.
La maestra debe explicar desde el inicio del año escolar cómo deben presentarse las tareas dentro del cuaderno de matemática, esto debe ser parte de la labor de ayudar a las niñas y niños de tener un cuaderno de apuntes ordenado que sea útil para el estudio y la ejercitación.
Las tareas especiales, por su contenido o alcance relacionado con el tema tratado deben ser objeto de debate, sobre todo aquellas que por su nivel de exigencia requieran de esfuerzos especiales por parte de los estudiantes.
Al ir revisando las tareas es conveniente que la maestra invite a pasar a la pizarra a varios estudiantes con el fin de que escriban mostrando la tarea como ellos la realizaron de manera que sirva de realimentación para todo el grupo dentro del aula.
En caso de ser necesario se debe debatir las distintas respuestas o soluciones presentadas por los niños y niñas. Esto enriquece la visión del niño y de la niña sobre lo que se busca con la tarea y además sirve para que comprendan que es parte integral de las actividades que se deben realizar para dominar los conocimientos, las habilidades y destrezas matemáticas. Debe aprovecharse el momento para promover el intercambio de ideas y opiniones entre los estudiantes sobre la tarea en discusión
La maestra debe comprender que la discusión de las respuestas dadas por sus estudiantes a las tareas es parte integral y fundamental de la actividad de enseñanza y no debe coartarse con la excusa de avanzar con un nuevo tema.
Cunado la clase revisa las soluciones de los ejercicios hogareños, el profesor tiene oportunidad de darse cuenta de cuán eficazmente han asimilado los alumnos las enseñanzas anteriores, de insistir en sus explicaciones cuando sea necesario, de aclarar los malentendidos de los alumnos y de eliminar las fuentes de error.Nankin (1 968, p. 15)

Cómo preparar las Tareas para la casa

  1. La tarea para la casa no se debe confundir con un trabajo de investigación.
  2. La comunicación escrita requiere de mayor precisión y formalidad que la comunicación oral. Escribir es más complicado, requiere de procesos superiores a decir, hablar, conversar. Por tanto, realizar la tarea representa un reto mayor al estudiante.
  3. Seleccione el concepto o el procedimiento medular de la lección en estudio dentro del aula. Proponga actividades relacionadas con ese concepto o ese procedimiento.
  4. Recuerde que esa tarea debe tener una extensión que al estudiante le lleve un máximo de una hora. Se debe considerar que los estudiantes pueden tardar tres o cuatro veces más que la maestra en realizar la tarea.


    Nankin, A. (1 968). Las Matemáticas enseñadas racionalmente. México: UTHEA.

4 comentarios:

  1. Hola buenas noches, prof. Ángel José Míguez ÁlvarezJosé Míguez Álvarez, ante todo un cordial saludo y agradecerle por compartir con nosotros Grupo Tem, su escrito. El cual me ha nutrido en el sentido, de comprender que las tareas fuera del aula no son solo una simple actividad que el alumno “debería” (debido a que no necesariamente los estudiantes son los que terminan realizando dichas tareas, como lo mencionan mis compañeros al principio) resolver. Sino una manera de que el estudiante afiance el conocimiento. Pero para lograr esto el educador formarse en lo es proceso de las tareas fue de aula, ya que elegir o crear una tarea lleva a que el maestro tome decisiones y sea sensible a sus estudiante en la manera de, tener clara la intensión de la tarea, estipular el tiempo en cual el estudiante resolverá dicha tarea, el grado de dificultad, entre otras cosas para lograr que el alumno se estimule a crear un habito de estudio donde desarrolle conocimiento matemático luego de resolver la tarea. En el proceso que el estudiante resuelve dicha tarea, intervienen los padres y/o representantes que a menudo, terminan haciendo ellos el trabajo del estudiante, pensando en que quizás le hacen bien a su representado, cuando no lo es así, por lo que el profesor debe de iniciar el año escolar con al menos un conversatorio de los padres y/o representes para dejar claro su posición ante las tareas de fuera del aula de sus hijos y/o representados. Puesto que los padres y/o representantes generalmente desconoce el rol tan importante que tiene las tareas. En este sentido en la medida de lo posible que los (as) maestras y los padres y/o representantes tenga comprensión de lo importante de una tarea podrán éstos situarse en dar el debido apoyo para que la expectativa de aprendizaje de la tarea se logre. hasta pronto porf

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luis, gracias por participar.
      Hay colegas que, reflexionando sobre las tareas, señalan que los estudiantes las odian y por eso no deben haber tareas para el hogar.
      Creo que deben haber tareas como parte de la promoción al estudio independiente de los ciudadanos, que es nuestra meta, formarlos como ciudadanos críticos.

      Eliminar
  2. ¿se debe o no se debe colocar tareas para la casa los fines de semana?

    Opino que se debe recomendar, en la educación primaria, la lectura de libros, periodicos, revistas, con el fin de comentar esas lecturas los lunes al regresar a clases.

    ResponderEliminar
  3. "El estudio es el eslabón entre la enseñanza y la adquisición del conocimiento" !valiosas palabras Prof Ángel Míguez! Entender al estudio como esa pieza fundamental que enlaza a la enseñanza y la adquisicion del conocimiento, es lo que llevaria a un simple maestro a ser un gran maestro. He querido resaltar esta frase porque me ha parecido el centro de este articulo, lo mas valioso de enseñar es lograr que los estudiantes aprendan, y adquieran los conocimientos que se desea, una buena manera de llegar a ello es con las tareas establecidas para el hogar, tareas que deben ser muy bien preparadas por parte del maestro, con ellas de alguna manera se induce al aprendiz a "Estudiar" y le ayuda a desarrolar habilidades y destrezas. Es un trabajo que se realiza en equipo, donde no esta solo el maestro sino la ayuda y el apoyo de los padres. Agradezco mucho Prof Ángel que comparta tan valioso articulo con nosotros, ha sido muy provechoso para mi y es un tema que nos trae mucho que pensar y discutir. Saludos profesor!

    ResponderEliminar