Compromiso

El conocimiento es uno de los pocos bienes que crece a medida que se comparte y se somete a la discusión abierta

http://mx.groups.yahoo.com/group/educacion-matematica/

La enseñanza de las matemáticas no tiene el monopolio ni del pensamiento racional, ni de la lógica, ni de ninguna verdad intelectual, pero es un lugar privilegiado para su desarrollo precoz

Guy Brousseau

¡No pedagogismos, sino inspiraciones de la vida. Las necesidades del pueblo son los fines de la educación

Cartel en la Escuela Normal Rural de Tacámbaro, México

Mejorar la Enseñanza de las matemáticas no es tarea de un profesor, sino de una Comunidad Educativa

CLAME


domingo, 12 de diciembre de 2010

La Investigación como parte de la Enseñanza

por Angel Míguez

Algunas Notas sobre el libro La Investigación como Alternativa a la Enseñanza de Francesco Tonucci

Lo acá escrito es una visión de un Profesor de Matemáticas, que Enseña Matemáticas

El autor caracteriza la investigación y se señala ésta como opuesta a la enseñanza tradicional y afirma: “Esta supone que el maestro es el que sabe, el único poseedor de los conocimientos, y que los alumnos que llegan al sistema escolar no los tienen, como si su experiencia previa no tuviera ningún valor”. (pág. 7)

Yo digo: Efectivamente el Maestro es el que sabe Matemáticas, debe saberlas. Pero no es el único que sabe, hay otras personas que saben Matemáticas y en los libros, así como en la red se pueden encontrar muchos conocimientos. En la mayoría de los casos, los niños, no poseen los conocimientos matemáticos clave. Sus experiencias previas pueden ser útiles para acceder al conocimiento matemático.

La investigación puede ser una herramienta valiosa si es impulsada desde la matemática, pero siempre se debe tener la precaución de no estupidizar la investigación, haciendo que el niño o el joven busquen para copiar, bien sea en enciclopedias o en la red.

Sobre la investigación en la clase ya lo señala el autor, existe una pseudo investigación que se basa en copiar y copiar, que no surge de la inquietud de los niños o jóvenes. (pág. 9-10)

¿Cómo desarrollar en el estudiante el hábito de indagación sistemática?

¿A dónde debe conducir la investigación al niño?

a. A clarificar lo que considera un problema

b. A especificar lo que conoce y lo que no conoce

c. A comprender la situación planteada

¿Cuál debe ser el rol del docente ante esta situación?

· Ayudar a estructurar el problema

· Ofrecer experiencias y explicaciones que llevan a adquirir nuevos conocimientos para abordar el problema

· Sugerir actividades, ejercicios y ejemplos sobre el conocimiento pertinente

· Formular preguntas que:

o Orienten un camino de indagación, evitando la dispersión

o Clasifiquen y especifiquen las dudas

o Permitan concluir y sintetizar el nuevo conocimiento

Sobre las falsas investigaciones que preocupan a Francesco Tonucci la pregunta que me hago es:

¿Qué investigaciones se deben promover?, más si el objetivo es enseñar algo específico. Tampoco la idea es indagar por indagar.

Sin embargo, sería erróneo pensar que la única actividad escolar que permite que el estudiante adquiera nuevos conocimientos, habilidades y destrezas es la indagación. Hay un sinfín de tareas y actividades, sobre todo en matemáticas, que retan el intelecto del niño y del joven.

De igual manera, no se pueden demonizar a priori las actividades individuales, porque también en grupo se hacen actividades deleznables, ¡los linchamientos son colectivos!

Perdóneme señor Psicólogo Tonucci si uso sus mismas estrategias para defender mis puntos de vista.

Acepto el reto de Tonucci, el libro de texto debe promover actividades que no sean alienadoras, empobrecedoras ni cansonas. Igual debemos lograr con las actividades que se le sugieran al docente para desarrollar la clase de matemática.

El autor golpea durísimo al libro de texto

El reto de nosotros como potenciales autores de libros de texto es convertirlos en instrumentos que reten el pensamiento, que fomenten la duda sistemática, que presenten alternativas no obvias, pero también que sirven de orientación, que aclaren dudas y que nos den algún tipo de realimentación ante las actividades planteadas.

El libro debe promover el trabajo individual y en grupo, debe promover la movilización e indagación en la biblioteca, en la fábrica, en el centro comunal, en los más variados ambientes que lo rodean, pero sobre todo debe ser fuente de conocimiento, no deben estar vacios de conceptos y definiciones, como si no hubiera nada que enseñar.

Sobre qué debe ser una Escuela o Liceo

La escuela es una ruptura

La escuela es un engranaje más de la sociedad. El niño comprende desde temprano que lo rodean ambientes distintos para hacer cosas diferenciadas, está el ámbito interior de la familia, el hogar. La comunidad, los vecinos, el parque, la playa, el cine. Debe comprender que también está la escuela, luego estará el trabajo, etc.

En todos ellos se hacen cosas, pero se diferencian para lograr cosas diferenciadas.

Por ejemplo: jugar con tu madre es distinto a jugar con tus amigos en el parque y debe ser distinto a jugar en el aula

Hay personas que no les gusta un juego para aprender Matemáticas, yo creo que es válido, pero por supuesto, es distinto al juego por entretenimiento, o el juego por amor. En el trabajo el juego puede reunir otros fines, intrínsecos a las metas que reúne a los seres humanos en ese sitio, la producción.

Lo más retador debe ser que la escuela no sea superficial.

Igual sucede con el lenguaje

Lo rico de la vida es comprender que hay lenguajes adecuados para cada momento, circunstancia y evento.

Me parece importante seleccionar los lenguajes a usar en el aula y comprender que existen muchos lenguajes y variadas formas de expresarlos.

El autor afirma del uso del castellano, los dialectos (caso de regiones con etnias diferenciadas) y los sociolectos (modismos coloquiales), más agregaría que se deben adquirir el lenguaje de las matemáticas, de las ciencias, de la poesía, el lenguaje académico, el lenguaje religioso, el lenguaje político, el lenguaje del gobierno el que es propio de las instancias gubernamentales.

Todos deben ser conocidos y usados adecuadamente y la escuela debe coadyuvar en esto.

La escuela debe ayudar a la adquisición de esos lenguajes y de sus distintas formas de representación, que en el caso de las matemáticas es variado sin salir de las matemáticas mismas.

Comparto la consigna, que debe promoverse desde la escuela y para con los maestros:

¡Contra el facilismo y la Rutina!

Enseñar busca que el estudiante comprenda, sepa y conozca.

Todos los caminos deben conducir a la realidad, al entorno, al biosistema.

Como señala el autor, no puede prescindirse de la realidad, hay que partir de ella, no para rehacerla ni copiarla, sino para analizarla y comprenderla con miras a cambiarla (pág. 19)

Yo creo que no siempre hay que partir de ella, porque no debemos obligar a los estudiantes a partir de cero siempre, la humanidad ya avanzó un trecho largo que tenemos que recorrer otra vez, pero siempre debemos llegar a la realidad, por un costado, de frente o por detrás, como introducción o como colofón. El dogmatismo mata la lección.

¿Cómo mejorar el trabajo de enseñanza en el aula?

¿Qué hacer ante la angustia del docente que siente que sus estudiantes están aburridos, salen aplazados en los exámenes, no participan y siente que sus clases son soporíferas?

1. Lo primordial es que el docente se dé cuenta de esto

2. Que comparta su angustia con otros docentes

3. Que busquen salidas a esta situación

5 comentarios:

  1. Su texto es interesante, pero es usted parte de lo que critica, su comentario es catedrático y parece una verdad absoluta y no una variante de tantas verdades. Permítame decirle que ningún método de enseñanza por si sólo es bueno, considero que es bueno cualquier método o modelo que deje un aprendizaje significativo.

    El problema que usted plantea “Si yo, por ejemplo, le sugiero a mis alumnos que hagan la siguiente actividad: ustedes tienen 10.000 dólares y los llevan al banco donde obtendrán 3% por concepto de intereses, ¿Cuánto tendrán dentro de seis meses? Algunos piensan que es solamente una actividad de cálculo, pero realmente esa tarea tiene que ver algo con política e ideología. Es una pregunta capitalista; en tal sentido, tú le suministras a tus alumnos la representación del valor capitalista. Yo le pregunto a ustedes: ¿dónde está la neutralidad de la Matemática?”

    Paulo Freire (1981).....en realidad tiene una connotación capitalista, pero cada ejercicio, problema o situación es planteado de acuerdo a ciertos criterios que para el docente tienen relevancia, algunas por ejemplo serían el nivel educativo del docente, el nivel del alumno, su sociedad, sus creencias, sus principios y un sin fin de cosas más. Claro esta que en el ejemplo usted pudo haber colocado calcular el "x" por ciento de las mujeres golpeadas por sus familiares varones en los países árabes, calcular el "x" por ciento de los niños damnificados en los últimos 100 años en Venezuela, calcular cuanto dinero se han robado los políticos venezolanos en los últimos 4 años, determinar matemáticamente por que se juega y se hace política con el hambre y la miseria en Venezuela, calcule por qué los Generales venezolanos tienen mas condecoraciones actualmente que los que pelearon al lado de Simón Bolívar.
    Estimado caballero toda pregunta que usted haga tendrá una connotación y esta será la que usted le de. Para mi el problema planteado es sólo un problema usted le dio otro sentido.
    Con respecto al resto de su escrito le diré que no creo que sea fácil para un docente impartir clases en un aula con 50 o mas alumnos, con un bajo salario, sólo con una pizarra y posiblemente marcador y donde se espera que este prepare, imparta, practique, motive, revise y evalué de manera particular a todos y cada uno de estudiantes. No cree usted que se exige mucho y se da muy poco. Creo más bien que como padres, docentes, y seres humanos debemos educar a nuestro hijos y a nuestros profesores para ser mejores personas, sin importar que sean capitalistas, comunistas, socialistas, socialdemócratas, ateos, religiosos.

    ResponderEliminar
  2. Buenas.. Su texto me parece muy interesante, pero creo que usted escribe como si fuese dueño de la verdad. Considero que todo lo que el ser humano enseña a su semejante sea este hijo, amigo o discípulo siempre tendrá connotaciones políticas e ideológicas, ya que todo depende de nuestro entorno socio-cultural

    ResponderEliminar
  3. Es el lector de un texto quien le da connotación a lo leído, fíjese usted en el caso de la Biblia, de la cual se desprenden muchas religiones y cada día aparece una nueva. Cada quien en su momento histórico y dependiendo de la visión de la vida que tenga, le da una interpretación diferente. Si usted me preguntase a mi sobre la biblia le diría que el antiguo testamento y el apocalipsis fueron creados por mentes perversas que creen que el castigo y no la educación son la solución a los males del hombre. Yo podría decir que según la visión que usted tiene del problema planteado es usted pro comunista.

    ResponderEliminar
  4. El profesor Míguez nos presenta estas ideas como notas al libro de Tonucci. No son notas muy esclarecedoras porque no hay un esfuerzo de Míguez para presentarnos a Tonucci adecuadamente: no nos hace un esquema del pensamiento general del autor, ni realiza un análisis del texto, ni nos hace una reflexión sintética en la cual se especifique la idea central del texto, especialmente en relación a tan provocativo título. Nos asombra que no se parta de una definición de lo que se considera investigación, también se habla de indagación sistemática sin definirla. En realidad leer este pequeño escrito es muy difícil porque, por el manejo del lenguaje escrito, no sabemos cuándo habla Míguez y cuándo habla Tonucci. Míguez aclaró que presenta una “visión de un profesor de matemáticas que enseña matemáticas”, lo cual no se nota, porque no va a la práctica no cuestiona ni apoya desde la práctica, da fórmulas, descontextualizadas, de cómo hacer sin ejemplos concretos de un profesor con verdadera experiencia en clases. Yo diría que estas escuetas notas no persiguen ningún objetivo concreto, eso sí desde un punto de acción, muy utilizado por el profesor, inmediatamente levanta una confrontación innecesaria, y propone su “Yo digo” con lo cual descalifica y desarticula el pensamiento del autor que estaba por presentar. Por si fuera poco contamina la presentación con una cita descontextualizada de Freire, que no sabemos para que le sirva, a no ser para esos propósitos marginales de erigir un muñeco de paja al cual confrontar. Notemos que el título del libro de Tonucci dice Alternativa, no opción, alternativa entre Enseñanza, concebida ésta a la manera tradicional, e Investigación, tal vez, concebida ésta como indagación. Míguez inmediatamente confronta: Investigación como parte de la Enseñanza, teoría que no desarrolla, no analiza ese concepto cuestionado por Tonucci de Enseñanza que es el meollo del asunto, lo asume, y lo mezcla, como si pudiese ser posible, con la Investigación, lo propone como algo que él conoce y que es factible de hacer, pero todo queda como sin asidero sin visión de realidad especialmente la realidad venezolana del salón de clases, motivo por el cual el profesor Cesar, al momento le cuestiona, con toda razón.

    ResponderEliminar
  5. Estoy de acuerdo que cualquier problema, dandole algunas vueltas, puede ser usado con cualquier proposito, pero es evidente que si vamos a enseñar geometría y para analizar un prisma comenzamos con los de base hexagonal y colocamos una foto de un modulo de barrio adentro, hay una intencionalidad politica clara.

    Es como la maestra que, para motivar a sus estudiantes a estudiar, les habla de cuando sean doctores y tengan un carro de lujo y una quinta con piscina.

    Obviamente, es distinto si les dice que estudiar es bueno porque en un futuro podrían inventar una cura contra el cancer, o descubrir como generar de manera infinita energía a partir del atomo de hidrogeno.

    Se trasmite una clara intencionalidad politica en ambas ejemplos, definitivamente contrapuestos.

    Imaginense enseñar a contar a un grupo de adultos alfabetizados contando los estudiantes asesinados en los gobiernos de Romulo Betancourt, Raul Leoni, Rafael Caldera, Carlos Andres Perez, Luis Herrera o Jaime Lusinchi.

    O contando cuantos desacendientes directos de los aimara o guarani tuvieron cargos de gobierno en Bolivia antes de la presidencia de Evo Morales.

    No podemos ocultar, que la eneseñanza tiene una finalidad, adicional a la enseñanza de un contenido en particular, en algunos casos desconocida por el docente que enseña.

    Eso es lo que pasa con la cultura dominante, a muchos se les hace transparente y no la ven aunque la tengan dentro del ojo.

    ResponderEliminar